lunes, 12 de diciembre de 2011

Virgen de Guadalupe

.
Subir, bajar, andar sin decanso, pasar las noches bajo el frio, comer rápido o a veces no comer, cargando niños, siendo empujado en su silla de ruedas, algunos en bicicleta, otros a pié, algunos otros en carrera de relevos, con o sin antorcha en carros viejos que se antojan chatarras o en vehiculos último modelo, eso si todos devidamente adornados y con una imagen al frente, todos con la misma imagen, la de la Morenita, la Niña bonita, la Madre querida, La Guadalupana.

Desde todos los rincones del país e inclusive desde algunos otros países de Centroamérica todos con el mismo objetivo. llegar a postrarse a las plantas de ella, de la Virgen María de Guadalupe.

Hoy se cumplen 480 años de aquellas apariciones que haría entonces la Virgen al Indio San Juan Diego para pedirle que sirviera de emisario ante el Obispo de la localidad de Tlaltelolco Fray Juan de Zumarraga para que le fuese construido un templo en donde pudieresn venir a ella todos sus hijos a pedir, a dar gracias y hoy 480 años después la gente se desborda, sale a las calles y en un río sin fin camina sin cesar hasta el templo mariano.

Maria de Guadalupe, Lupita, La Morenita, a ella a quien con tanto cariño le reza el pueblo mexicano porque es indita como nosotros y nos enseña que ante Dios no existen las diferencias de raza, ante Dios todos somos iguales. Hoy a 480 años en los que La Virgen Morena apareciera en el Tepeyac cuanta falta hace su intersesion para acabar con la ola de violencia que azota diversos rincones de nuestro querido México, hoy unámonos en oración y rogemos a ella a nuestra Madre Santa que pida a su hijo por nosotros que toque los corazones de todos los hombres y en especial de aquellos a quienes por una cosa u otra han venido sembrando el terror en las calles, a ellos a quienes han asolado las comunidades disparando sobre gente inocente, que toque el corazón de aquellos quienes por un afán malvado matán, hieren, dejan huerfanos, viudas, madres sin hijos.

Para que reine de nuevo la paz, no solo en nuestros corazones sino en nuestras calles, en nuestras colonias, en nuestras comunidades, en fin que reine la paz que hace tiempo se ha perdido en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada